Volver al sitio

Juego con la muerte

Trasmutando imágenes de «La muerte siempre a nuestra izquierda» del álbum «Déjà vu» de Mike Pocel.

Todo se va muriendo 

A mi alrededor:

¿es que se muere todo

O que me muero yo?

José Martí

La muerte viaja a nuestra izquierda

intolerante, consentida

y nos recuerda que los días son

algo más que tiempo y suerte.

La muerte siempre está presente

en el olor del calendario

y la sentimos de repente

cuando visita al vecindario.

La muerte tiene tantos ojos

como suspiros trae el viento

y nunca oímos su lamento

cuando recoge los despojos

en su carrera sempiterna.

La muerte cobra su peaje

a pecadores y a modelos

y nos sorprende en el sendero

a unos más tarde, a otros temprano.

Sin tiempo para ser salvados

de un solo abrazo, nos separa

de nuestros cálidos estados

de nuestra tierna caravana.

La muerte rompe el equilibrio

con sus visitas clandestinas.

Con un sabor de despedida

nos lleva en andas a otro sitio

donde se escurren los regresos.

La muerte, dama misteriosa

ramera fiel y callejera

recolectora de las rosas

de la esperanza y de las huellas.

La muerte para redimirnos

para empezar, para volvernos.

La muerte para abrir caminos

para cerrarlos y encenderlos.

La muerte, sabia consejera

muestra su rostro en la partida

y solo pudo comprenderla

quien pudo comprender la vida.

La muerte siempre a nuestra izquierda….

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

AceptarSuscripciones impulsadas por Strikingly